jueves, 23 de mayo de 2013

El misterio de la mujer 1.

  
Hoy le pregunte a esa gran mariposa negra,

Que si quería ser mi guìa ...

Para encontrar el gran misterio universal ... que es la mujer.

Ella me señala el principio del camino,

Me guió a través de ese sendero excitante y turgente

En el cual, la gran primera parada fue ...

Una gran posa del deseo, en ella

Debería yo recorrer con la punta de mi lengua

Su oscuro contorno y dejar una marca

De saliva ... que posteriormente se convertiría

En la miel y dulzura, del amor de mi vida.

Después de esa excitante aventura, ella ...

Esa gran mariposa negra me llevo,

A través de esas dos grandes montañas llamadas ...

Nalgas

Al salir de ellas me encontré, con el gran manantial

De la vida ...

Que al tomar de su dulce liquido ...

Permanecería joven en sus recuerdos y sueños

Por toda una eternidad.

No solo tome ... sino bebí, chupe, mordisque, lamí ...

Hasta saciar mi sed de pasión y amor

Que solo en ella podría encontrar.

Continué mi camino, siempre guiado por esa

Hermosa y fogosa mariposa negra ...

Llegamos al final del camino,

En el se encontraba el monte de venus

La diosa del amor y la pasión

Adornado por una gran línea

De hermosas rosas negras.

Y a sus pies de ese hermoso monte

El gran misterio universal,

Ese preciado tesoro

Por mí hasta hoy buscado con ansiedad.

Ahí estaba, hermoso y soberbio,

Ese gran cofre de hermosas paredes carnosas y rosadas

Dentro de ellas, se encontraba el gran misterio universal ...

La mujer.

Me acerque, temblando de pasión,

Suavemente lo abrí con la punta de mi lengua

Y ... talle y talle con ella, hasta que abrió

Y dentro de el se encontraba una gran perla de color Rosado turgente, bella ... bella de verdad,

Y la tome con la punta de mi lengua ... y en ella

Se la ofrecí a la mujer más bella.

La cual, al verla,

De sus grandes ojos hermosos

Se llenaron de tiernas lagrimas amorosas

Las cuales rodaron por sus mejillas

Para demostrar la gran pasión

De este amor, tratado con devoción.

Fue así, como agradezco mi gran amor ...

A esa mariposa negra y primorosa

Que llego a mi vida

Y me entrego a la mujer más hermosa

A la que jamás yo mentiría.
Y nunca lo Hice,
Pero tú … 
Lo hiciste?

No hay comentarios:

Publicar un comentario