jueves, 23 de mayo de 2013

Esclavo de ti.


Con murallas de sueño me rodeaste
Y en el ansia de tu pecho me envolviste,
mil rosas en el alma me encendiste
y esclavo de tu aliento me dejaste.

Con el color de campo coronaste
Un cielo mustio de silencio triste,
Y en éxtasis de luz lo convertiste,
Cegándome en la magia del contraste.

Esclavo deslumbrado con el gozo,
Sin mirar más que el mundo por ti dado,
Sigo el viento de flores oloroso.

Y en anhelo, de aromas inundado,
Eternizo, tal bruja prodigiosa,
La pureza de mi cielo iluminado.
En cuerpo y alma,por siempre...

No hay comentarios:

Publicar un comentario